monos del nuevo mundo

Se llaman así los monos que viven en las selvas húmedas de Centroamérica y Sudamérica. En muchas especies como los capuchinos, los monos aulladores y los monos araña, la cola es prensil, es decir, puede enrollarse en una rama y servir como quinto miembro. Tienen manos y pies fuertes con dedos largos para asir con firmeza las ramas, y son excelentes corredores y saltadores. A diferencia de los monos del Viejo Mundo, sus orificios nasales están bastante separados y se abren hacia los lados, y no tienen callosidades en las nalgas.

Aullador rojo
El aullador rojo vive en la selva tropical, en grupos de hasta 30 individuos. A veces, todos los machos de un grupo se reúnen al amanecer para entonar un coro de aullidos que se oyen incluso a 3 km de distancia, y con los que advierten a otros monos que no penetren en su territorio. La garganta del macho, muy ancha, tiene una cámara ósea especial que hace de resonador.

Saki monje
El saki monje tiene una melena larga alrededor de su cuello y de su cara, y una cola peluda y gruesa. Este mono tímido y cauteloso vive en lo alto de las copas, y nunca se aventura en el suelo. Suele desplazarse sobre las cuatro patas, pero a veces anda erguido por una rama grande. Puede dar grandes saltos. Estos monos viven en parejas o en pequeños grupos familiares.

 

Mono araña lanudo
Este mono se desplaza por la selva tropical columpiándose con sus largos brazos y su cola prensil. Su número está disminuyendo debido a la destrucción de su hábitat; esto le deja indefenso ante los cazadores, que lo matan por su carne.

 

Capuchino de frente blanca
Este inteligente mono coge todo lo que encuentra por si es comestible. Se alimenta de brotes, frutos, insectos, huevos de ave y sus polluelos. Moja las manos y los pies en su orina, para marcar con ese olor su territorio a medida que se mueve por los árboles.